Formación continua como plan para mejorar el desarrollo de una empresa

Por qué es tendencia laboral la formación continua en las empresas en México actualmente

La formación continua es una tendencia que ha ido creciendo debido a la rapidez con que avanza la tecnología y el aumento de la información.

En el año 2016 se estimó que el conocimiento general se duplicaba cada 13 meses. Para el año 2030 se dice que el conocimiento se duplicará cada 12 horas.

Ante la velocidad a la que suceden los cambios, las empresas deben prepararse para actuar. Y la única forma de prepararse es ofreciendo formación continua a todos los empleados.

¿Qué es formación continua y cómo aplicarla en tu empresa?

¿Qué es la formación continua?

La formación continua consiste en actualizar los conocimientos de tus empleados sin parar. De esta manera, los alistas para enfrentarse a los retos del futuro.

Muchos empleadores tienen la formación continua en cuenta y esa es la razón por la que buscan perfiles con una alta disposición aprender.

Sin embargo, este tema es algo controversial en México. Según la OCDE, en nuestro país, solo reciben capacitación continua un 25% de los empleados. Muy por debajo de otros países de América latina y de la media general (40%). Con esta tendencia, los empleados podrían tener problemas cuando:

  • Tengan que manejar o darles mantenimiento a equipos innovadores.
  • Deban usar nuevos softwares o versiones actualizadas.
  • Necesiten implementar procesos novedosos para la realización de ciertas tareas.

Ahora bien, si brindar capacitaciones es importante… ¿Por qué solo el 25% de los trabajadores las recibe? El principal motivo es porque los empleados tienen una alta carga de trabajo, que les impide gastar tiempo de sus días en aprender cosas nuevas.

¿La solución? Las formaciones en línea. Estas formaciones pueden hacerse a cualquier ritmo y dan más flexibilidad al trabajador.

Beneficios de la formación continua

Una empresa que se encarga de la formación de sus empleados presenta una mayor productividad. Los trabajadores no tienen problemas operando nuevos equipos y están preparados para los cambios que puedan llegar.

Además, capacitar a tus empleados continuamente ayuda a motivarles. Les hace saber que la empresa se preocupa por ellos y están dispuestos a trabajar al máximo.

¿Y qué pasa si no se forma a los empleados? La empresa llega a un estado de estancamiento, se queda por detrás de la competencia y no logra salir adelante.

Algunos pueden pensar “No es bueno invertir demasiado dinero ni tiempo capacitando a mis empleados para que, después de uno o dos años, se vayan a trabajar a otra empresa”.

Estos casos suceden, pero ¿qué es mejor? ¿Capacitar a tus empleados y que se vayan, o tener por décadas a colaboradores que nunca se actualizaron?

Cómo implementarla en tu empresa

Primero necesitas detectar las áreas donde tu empresa flaquea.

  • Quizás la producción podría ser mayor.
  • Puede ser que tus líderes no estén haciendo un buen trabajo.
  • A lo mejor los resultados de tu equipo de marketing son cada vez peores.

Para ayudarte a detectar estas áreas puedes usar herramientas como:

Una vez detectes dónde hay oportunidades de mejora, lo siguiente es definir fechas y asignar a las personas que van a ser capacitadas. También, asegúrate de encontrar formaciones de calidad, pues en el mercado hay muchas que prometen demasiado y cumplen con poco.

Cuando los colaboradores tomen las capacitaciones, evalúa qué tanto aprendieron. Aplica cuestionarios sobre el entrenamiento o valora cosas como el rendimiento, la producción o el ahorro de recursos. Si concluyes que la formación continua no dio frutos, busca el por qué y corrige el fallo.

La formación continua es esencial para todas las empresas en la actualidad sin importar el tamaño: micro, pequeñas, medianas o grandes. Por eso, invierte los recursos que sean necesarios para que los conocimientos de tus empleados estén siempre actualizados.

¿Quieres conocer SesameHR?

Regístrate en menos de 5 minutos y descubre cómo puedes digitalizar la gestión de empleados con SesameHR y optimizar tu día a día.